9 de Julio

9 julio 2015
Categoría: Noticias
9 julio 2015, Comentarios Comentarios desactivados en 9 de Julio

¿CASI un MONARCA INCA? ¿CUZCO CAPITAL?

Repasamos un poco aquellos muy interesantes días de julio.

Sabido es que el 9 de Julio de 1816 el Congreso de Tucumán declaró la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Pero la cuestión no fue simple.

En principio había que debatir la forma de gobierno que adoptarían las Provincias Unidas. Un tema nada menor.

Según el historiador José María Rosa, hubo diferentes posturas de los protagonistas de aquellas jornadas. Todo era complejo.

Por un lado solamente los diputados de Tucumán y Jujuy tenían instrucciones de tratar y definir rápidamente la Independencia. Por otro lado Belgrano había llegado a Tucumán con la noticia de que Inglaterra se desinteresaba de la causa de América y por lo tanto sus consejos ahora carecían de valor. A ellos se agregaba San Martín -que era otro campeón de la independencia- y que por esa causa se había separado de Alvear y alejado de la logia Lautaro. Ni hablar que Güemes sostenía a rajatabla la idea de la liberación. Y finalmente las provincias de la Liga de Artigas, que entendían que ya se había perdido demasiado tiempo en reuniones.

Como no podía ser de otra manera, los diputados cedieron a la presión de Belgrano, San Martín, Güemes y Artigas. Que eran cuatro pesos pesados imposibles de ignorar.

Ya en pleno debate surgió el tema central de la forma de gobierno que regiría en la nueva Patria liberada.

Atención: menos un congresal llamado Godoy Cruz, el resto, la amplia mayoría, estaba de acuerdo en adoptar LA FORMA MONÁRQUICA CON UN DESCENDIENTE DE LOS INCAS.
El origen de esa discusión sobre la forma de gobierno, antes de una discusión constitucional, es notable.

El presidente, aprobada en la sesión del 12 el acta de la independencia, propuso se estableciese el sello del Congreso; Bustamante observó que debería esperarse a la forma de gobierno, pues de ella dependerían las armas y timbres que lo adornarían; Acevedo empezó a tratar el tema inclinándose por “LA MONARQUÍA TEMPERADA EN LA DINASTÍA DE LOS INCAS CON CAPITAL EN EL CUZCO”:
Fue apoyado por otros oradores que el acta no nombra.

En las sesiones secretas del 4 de setiembre, donde se votó la forma de gobierno, se aprobó la monarquía constitucional.

¿Quién sería el descendiente del Inca que se proponía para rey de América del Sur?

En las burlas de los periodistas de Buenos Aires, se dijo que AL REY PATAS SUCIAS HABRÍA QUE BUSCARLO EN ALGUNA PULPERÍA O TABERNA DEL ALTIPLANO. Pero no era cierto que los partidarios de la coronación de un Inca no tuvieron en cuenta quién sería el candidato: Tupac-Amaru tenía un hermano, ya casi octogenario, preso en los calabozos de Cádiz.

En uno u otros pensaban los diputados de Tucumán.

Debe comprenderse que por el estado de las ideas en Europa, la forma monárquica parecía ser la conveniente para conseguir que se reconociese la independencia. Y antes que un príncipe español, o portugués, o francés, o inglés, era más patriótico coronar uno nativo de América.

El principio de la legitimidad era agitado por la Santa Alianza,
¿y qué monarca más legítimo en América del Sur que el descendiente de sus antiguos reyes? El proyecto no era tan alocado, y debe reconocerse que la capital en el Cuzco como quería el catamarqueño Acevedo significaba la unidad de América del Sur.

Como ven, nuestra historia no ha sido lineal. Hubo muchas cuestiones a resolver para no fracasar precisamente en el contenido principal del cónclave: establecer las bases de un futuro de libertad para no menos de cien años.

Siempre se aprende algo nuevo, no..?
VIVA LA PATRIA..!

Comments are closed.